Sistemas de riego por goteo para exteriores

Un sistema de riego mediante goteo de excelente calidad es una herramienta beneficiosa para el cultivo y las tareas de jardinería ya que proporciona excelentes ventajas y se evita los inconvenientes de la escorrentía superficial.

Se ha comprobado que el uso de riego por goteo es la forma más eficiente de aprovechar al máximo el agua ya que en comparación con otros sistemas de riego este método ahorra una mayor cantidad de agua y mantienen un nivel de humedad continuo en el suelo necesario para el crecimiento y desarrollo de las plantas.

Las investigaciones han logrado comprobar la relación existente entre los sistemas de riego por goteo y la disminución del desarrollo de malezas y plagas en las plantas, por lo que dicha forma de riego representa un sistema inocuo para el mantenimiento de las plantas.

Mientras que un sistema de riego por aspersores utiliza una importante cantidad de agua la cual abarca zonas y espacios en donde resulta innecesaria la humedad, el riego por goteo dirige este líquido hacia el sitio puntual donde es requerido, es decir a la parte radicular de la planta, por lo que se ahorran una gran cantidad de galones de este recurso natural.

Cantidad de emisores y el espacio entre ellos

Al momento de diseñar un sistema de riego por goteo o de la limpieza de alcantarillas Barcelona, el principal factor a tener en cuenta en esta instalación es elegir cuantos emisores conformaran este sistema, la distancia o el espaciamiento que separara a los mismos y el caudal de agua que utilizara.

Esta decisión depende exclusivamente de dos determinantes fundamentales, la primera de ellas es las cualidades del suelo y su capacidad para retener y distribuir la humedad, y la segunda son los requerimientos hídricos que amerita el cultivo o la plata que se pretende sembrar.

La función de los emisores será crear un epicentro o foco de humedad que se mantendrás por medio del goteo constante, y dependiendo de la textura del suelo esta humedad se distribuirá de forma vertical, si el suelo es de características arenosas, u horizontal si el suelo en cuestión presenta cualidades arcillosas.

Al distribuir de forma vertical el agua que emanan los emisores, los suelos arenosos deberán poseer obligatoriamente un espacio más reducido entre los emisores, mientras que en los suelos arcillosos podrá instalarse sistemas de riego con mayor distanciamiento entre los emisores.

Uso de fertilizantes en sistemas de riego por goteo

En los inicios de los sistemas de riego por goteo se conocían las múltiples bondades de esta modalidad en lo que respecta la optimización del uso de agua y a la gran capacidad de generar un ahorro importante de agua con este método de riego, sin embargo, en primera instancia no se logró predecir que el riego por goteos podría brindar beneficios en otros ámbitos como en la distribución y uso de los fertilizantes.

Actualmente se ha comprobado con creces las grandes ventajas que proporciona el uso de fertilizantes mediante el riego por goteo, puesto que se puede diluir en el agua utilizada para el riego de forma que este abono necesario para el crecimiento de las plantas llegara al segmento radicular de la planta para potenciar la difusión de los nutrientes del fertilizante.

Al emplear el sistema de riego por goteo para la distribución del fertilizante se logra nutrir a la planta de forma óptima ya que las mismas recibirán de forma constante e ininterrumpida todos sustentos naturales y orgánicos que se necesitan para un desarrollo y crecimiento saludable.

Contenido e irrigación del agua en el suelo

No es posible mantener una concentración de agua y nutrientes estables mediante los métodos convencionales de riego, ya que dichos sistemas utilizan cantidad desproporcionadas de agua las cuales se aplican durante ciertos periodos, lo que supone que la planta estará expuesta a una elevada e irracional concentración de agua durante el riego para posteriormente carecer de una concentración de requerimientos necesarios durante los periodos de tiempo ubicados entre cada turno de riego.

Las variaciones horarias de las concentraciones de agua y nutrientes que se generan con el uso sistemas de riego tradicionales no permiten un desarrollo apropiado de la planta ya que no existe un equilibrio dinámico que favorezca el crecimiento de las plantas, por lo que se ha estimado que estos métodos obsoletos no son los más ideales para el cultivo de plantas.

Por el contrario, con el sistema de riego por goteo el suelo y los cultivos se encontrarán expuestos durante todo el día a una concentración estable, invariable e ideal de agua y nutrientes ya que esta modalidad de riego se encuentra activa durante todo el día empleando una velocidad de infusión de agua constante que mantiene los niveles de irrigación optimo las 24 horas del día segun nos dicen www.fontanerossalamanca.com.

Controlando la salinidad en los sistemas de riego por goteo

Uno de los grandes problemas con las modalidades que nos comentan desde vaciado de fosas en Murcia y métodos de riego siempre ha sido el control de la salinidad, no obstante, con un sistema de riego por goteo instalado de forma profesional y teniendo en cuenta las variables anteriormente descritas se puede obtener una regulación ideal de la concentración de sales a nivel de suelo que no afecte el crecimiento de las plantas y del cultivo.

Con una humedad constante e invariable que se logra a partir del método de riego por goteo la salinidad del suelo no será un problema ya que la cantidad de sales será proporcional a la concentración del agua de riego.

Por otro lado, uno de los causantes del aumento de la salinidad de los suelos eran el uso indiscriminado de los fertilizantes, por lo que el sistema de riego por goteo representa una forma de impedir que las sales del fertilizante se acumulen desproporcionadamente en el suelo ya que este abono estará eficientemente diluido en el agua del riego disminuyendo de esta forma la salinidad del mismo.

Las sales provenientes el sistema de riego por goteo suelen acumularse en los bulbos o centros de concentración de humedad que generan los emisores del sistema, por ello resulta trascendental evaluar el distanciamiento, la posición y el caudal de dichos emisores para evitar inconvenientes con la salinidad.