Limpieza del bote de sifón cuando tenéis una obstrucción en el baño

El bote de sifón se puede revisar y limpiar cuando percibáis malos olores provenientes de los drenajes y las cañerías de vuestro cuarto de baño, ya que, estos malos olores pueden ser de restos de basura y mugre que se han quedado por ahí, por lo que son indicios de que en algún momento podríais tener una obstrucción inminente.

La finalidad del bote de sifón es impedir que malos olores y otros gases que vienen de las tuberías de bajada principales y de las públicas, suban por vuestras cañerías y lleguen hasta vuestra casa, el bote de sifón generalmente va en el piso de vuestro baño y vuestra cocina, generalmente viene tapado con una lámina de metal.

Tiene una serie de entradas en las que se conectan todos los elementos del cuarto de baño, menos el inodoro y una sola salida, la cual está conectada a la tubería de bajada del desagüe principal de la calle, el agua proveniente del cuarto de baño inunda parcialmente el bote de sifón, por lo que esto impide que los malos olores lleguen a vuestras casas.

Este elemento puede sanearse de una forma muy simple, lo que tenéis que hacer es remover la tapa con un destornillador y de una vez podríais ver el bote por su parte de adentro, acto seguido, debéis poneros unos guantes de hule y debéis remover todos los restos de suciedad que están en el interior del mismo con vuestras manos, ahora debéis probar si el agua corre libremente por el mismo y si al llegar al bote de sifón, esta no se obstruye o deja de correr de forma regular.

Ahora bien, tendréis que echar mano de un destapa cañerías de hule o de un alambre y proceded a limpiar todos los elementos de vuestro baño que están conectados al bote de sifón, en el caso del lavamanos, colocad el destapa cañerías de hule y haced movimientos de succión para que los residuos salgan al exterior, si lo que tenéis es un alambre, ponedlo en forma de “U” e introducidlo por el drenaje, ahora abrid la llave del lavamanos y haz movimientos en forma de círculo y de arriba hacia abajo para que la suciedad pueda irse libremente por las cañerías.

Si el agua sale correctamente, llega al bote de sifón y no pasa más nada, entonces tendréis que volver a taparlo ya que habréis conseguido limpiarlo correctamente, ahora bien, si los problemas persisten, tendréis que llamar a los fontaneros profesionales, ya que podría tratarse de una cañería pública principal o podríais tener inconvenientes graves en vuestras cañerías, como obstrucciones más severas o fracturas en las mismas.

Si hacéis mantenimiento mensual a vuestro bote de sifón y a las cañerías, entonces no tendréis problemas con la aparición de malos olores y mucho menos vais a tener inconvenientes con posibles obstrucciones. Tratad en lo posible de echar los restos de suciedad y mugre en los botes destinados para tal fin, ya que si los echáis por los drenajes, a la larga van a derivar en obstrucciones de una gran consideración.

No descartéis nunca la ayuda de ningún profesional, puesto que, si no habéis podido solucionar los problemas por vosotros mismos, seguramente los inconvenientes de vuestras cañerías sean muy serios, por lo que los fontaneros os van a ayudar con el equipamiento más moderno y el personal más capacitado para acometer este tipo de tareas, los fontaneros profesionales van a solucionar vuestro problema de forma rápida y efectiva.